18 Reglas para cultivar el amor propio

Si hay algo que he aprendido a mis 30 años, es que la relación más importante que tendrás a lo largo de tu vida será contigo misma. Y no es fácil, porque cultivar el amor propio es una tarea que requiere paciencia y que se desarrolla, poco a poco, a lo largo de nuestra vida.

No se trata de ser egoístas o narcisistas, se trata de bienestar. Según numerosos estudios psicológicos, tener amor propio y compasión por uno mismo es clave a la hora de prevenir y mejorar enfermedades mentales como la depresión y ansiedad. Por lo que aceptarte, amarte y respetarte tal y como eres, aparte de ser uno de los más grandes actos de amor, es bueno para tu salud.

Imagina que tienes que pasar el resto de tu vida con una persona. Imagina que tienen que pasar todo el día juntos, hacer todo juntos y experimentar juntos todas las alegrías y dolores de la vida. ¿Preferirías que fuera una persona a la que amas o preferirías que fuera un compañero al que no toleras ni una pizca?

Pues bien, esa otra persona que te acompañará el resto de tu vida eres tú misma. Puedes menospreciarte, sembrar dudas en tus sueños o sabotear tus esfuerzos por crecer. O puedes ser positiva, alentadora y compasiva, luchar por tus sueños y convertirte en persona que siempre quisiste ser.

Pero¿Cómo fomentar ese amor? Aquí tienes estas 18 reglas básicas para comenzar:

Cómo cultivar el amor propio

  1. Comienza cada día diciéndote algo positivo. Por ejemplo: «Qué bien manejaste una situación» o «Qué linda te ves hoy». Cualquier cosa que te haga sonreír.
  2. Aliméntate bien. Llena tu cuerpo con alimentos que lo nutran.
  3. Mueve ese hermoso cuerpo todos los días, celébralo y quiérelo. No hay otro como él.
  4. No creas todo lo que piensas. Hay un crítico interno dentro de nosotros que trata de mantenernos a salvo y seguros. La desventaja es que esto también nos impide vivir una vida plena.
  5. Rodéate de personas que te amen y te alienten y deja que te recuerden lo increíble que eres.
  6. Deja de compararte con los demás. No hay nadie en este plano como tú, por lo que no puedes compararte con alguien más. Tu única competencia eres tú misma.
  7. Pon fin a todas las relaciones tóxicas. En serio. Cualquier persona que te haga sentir menos, no merece ser parte de tu vida.
  8. Celebra tus victorias sin importar cuán grande o pequeñas sean. Date unas palmaditas en la espalda y siéntete orgullosa de lo que has logrado.
  9. Atrévete a salir de tu zona de confort y explorar algo nuevo. Es increíble la sensación que tenemos cuando nos damos cuenta de que hemos logrado algo que no sabíamos o creíamos que no podíamos hacer antes.
  10. Abraza y ama las cosas que te hacen diferente. Esto es precísamente lo que te hace especial.
  11. Date cuenta de que la belleza no se puede definir. Es como lo ves. No dejes que ninguna de esas revistas con Photoshop te haga sentir que tu cuerpo no es perfecto. Incluso esos modelos no se ven así en la vida real.
  12. Tómate un tiempo para calmar la mente todos los días. Respira y exhala, despeja tu mente de tus pensamientos y simplemente sé.
  13. Encuentra algo por lo que estar agradecida todos los días.
  14. Aprende a decir que no. Decir que no a veces no te hace una mala persona, te hace una persona inteligente.
  15. Perdónate a ti misma. Es hora de dejar ir las cosas que no puedes cambiar. No puedes cambiar el pasado, pero puedes controlar tu futuro. Míralo como una experiencia de aprendizaje y cofía en que tienes la habilidad para cambiar.
  16. Renunciar a la necesidad de aprobación de los demás.
  17. Deja atrás los traumas y heridas pasadas. Esto puede ser realmente difícil y puede ser una de esas ocasiones en las que necesites recurrir a los otros para obtener apoyo. Sin embargo, la verdad es que cuando dejamos de lado las cosas que nos han sucedido, es casi como si se nos quitara un peso de encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.